septiembre 24, 2020

RK Deportes

La Cima del Deporte

La tristeza de los aficionados mexicanos tras eliminación del Mundial

También de dolor se canta cuando ganar no se puede y la afición mexicana, que se dio cita en el Ángel de la Independencia para apoyar a México la Copa Mundial de Rusia 2018, lo confirmó de nueva cuenta al irse triste y decepcionada.

Desde la ilusión que se generó al inicio de la justa con el triunfo sobre Alemania 1-0, se pensó en la esperanza de vencer también a la pentacampeona del orbe, y el público apoyó viendo las incidencias del encuentro en la pantalla gigante al pie del monumento histórico.

Todo parecía ir bien con el buen primer tiempo que ofreció el conjunto tricolor, pero en el complemento, con el primer gol brasileño en el minuto 51, las cosas comenzaron a pintar mal y el ambiente a sentirse tenso y de desesperación ante las fallas mexicanas ante el marco rival.

La frustración llegó con el 2-0 favorable para Brasil en el minuto 88 y algunos seguidores comenzaron a retirarse con el nudo en la garganta, ahogado, contenido de no gritar un gol de su selección, y el llanto casi a flor de piel por quedarse otra vez cerca del ansiado quinto partido.

Para desahogarse, los pocos aficionados que se quedaron en el Ángel comenzaron a gritar porras a su selección con el tradicional «México, México, México», para después entonar el “Cielito Lindo”, algunos con el nudo en la garganta o llorando quizás.

El baño de espuma camufló en muchos las lágrimas que brotaron al saberse eliminados de la justa mundialista, «otra vez lo mismo», «del cuarto partido nunca vamos a pasar», “primero nos ilusionan ganándole a Alemania y al final vuelven a perder», se oía entre la afición e fundada en la playera verde.

Joel Pérez, ciudadano mexicano que radica en Houston, Texas, es uno de los aficionados que se decepcionaron del “Tri” en este duelo de octavos de final, y ante la falta de resultados del colombiano Juan Carlos Osorio, se inclinó por el regreso de Miguel Herrera.

«A mí me gustaba el ‘Piojo’ cuando era su etapa, él sí sabía dirigir la selección, pero los directivos no le dan la confianza a un proceso. Para mí, era buen técnico y me gustaba me gustaría que regresara para dejar de llorar tantas derrotas», apuntó.