La Panamericana, la carrera favorita de Miguel Alemán y Pink Floyd

Ciudad de México – En 1950, la Carrera Panamericana celebró su primera edición con lujosos autos y gracias al visto bueno del entonces presidente Miguel Alemán Valdés. Dos años después, ya bajo el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines, la competencia se canceló y fue hasta 1988 que resurgió, con una mezcla entre nostalgia y música de Pink Floyd.

Una serie de accidentes fue la excusa para suspender en 1954 este evento, que recorría diversas carreteras de la República Mexicana, pero en realidad, habría sido el afán de Ruiz Cortines por borrar todo lo ligado a su predecesor la verdadera razón.

“(La Pamamericana) era una amante ingrata porque era muy peligrosa en aquel entonces, sigue siendo pero la seguridad ahora cubre muchísimo y antes no. Cuentan que los accidentes no tuvieron nada que ver con la suspensión de la carrera, fue una razón política, porque ya la gente la conocía como la Carrera de Don Miguel, era el sexenio de Miguel Alemán, pero cuando entra Ruiz Cortines le entró el celo y dijo ‘ya no’. 

Permaneció dormidita más de 30 años hasta que la revivimos”, contó a Mediotiempo Eduardo León, presidente honorario de La Carrera.

Fue precisamente Don Lalo quien se propuso resucitar esta añeja competencia tipo rally, con la idea de mantener los modelos usados en su primera etapa, pero readaptados con tecnología actual.

“Desde el principio le añadimos un poquito de nostalgia por los autos de la época, la fórmula funcionó, utilizamos componentes modernos de seguridad y dio como resultado un éxito que se destapó en 1988. Al año próximo, con la llega de pilotos de Fórmula 1, con la llegada de Pink Floyd y otros del show business se volvió popular”, explicó el directivo.

Y es que la banda británica fue fundamental para dar a conocer al mundo la nueva imagen de la Panamericana, al grabar un video durante la competencia. Durante la misma, participaron Nick Mason y David Gilmour, siendo este último protagonista de un choque que dejó al mánager y copiloto en la carrera, Steve O’Rourke.

“Son aficionados a las carreras, de hecho hemos estado en contacto con la gente de Pink Floyd, específicamente con Nick Mason, un gran aficionado a los autos, tiene una colección notable de autos y además son buenos pilotos, es sabido por el mundo. Desgraciadamente tuvieron un accidente grave, eran socios de Sony Music and Video y su accidente incide directamente en que Sony les dijo que ya no, porque costaría mucho dinero. Pero mantuvieron el cariño por la Panamericana”, remembró León.

Este año, la Panamericana fue anunciada como carrera preliminar, como parte de la fiesta del Gran Premio de México. Un reconocimiento a su historia y tradición automovilística en el país y en el mundo.