Uno de los mejores combates del año fue el que selló la función de Domingo de Arena México, en la cual, SANSÓN, CUATRERO y FORASTERO dieron lo mejor de sí para lograr una exitosa defensa al Campeonato Nacional de Tríos ante una tercia sumamente peligrosa conformada por los espectaculares ÁNGEL DE ORO, NIEBLA ROJA y SOBERANO.
Transcurridas las primeras dos caídas, la tercera se vivió en medio de un ambiente sumamente festiva y con los mejores movimientos de ambas tercias, pero finalmente, CUATRERO repitió la historia vivida en Homenaje a Dos Leyendas al dar cuenta del capitán de los retadores, ÁNGEL DE ORO, con un potente abrazo de oro invertido, haciendo explotar La Dinamita y dando un golpe de autoridad al retener sus cetros junto a SANSÓN y FORASTERO.