Admiradora de la japonesa Ai Ueda, por su entrega al máximo en cada competencia, la triatleta franco-mexicana Michelle Flipo considera que la mujer mexicana tiene un lugar importante dentro del deporte nacional y además es incansable para lograr sus objetivos.

Indicó que el dominio de la mujer deportista, desde la velocista sonorense Ana Gabriela Guevara, quien conquistó al mundo por su brillante carrera en el atletismo mundial, hasta la golfista Lorena Ochoa y la triple medallista olímpica en taekwondo María del Rosario Espinoza, ha sido una tendencia positiva.

“Hay mujeres que luchan por un lugar. Lo veo como una tendencia a nivel mundial, eso ha hecho que en todos los aspectos se dé, no solo en el deporte, en donde la mujer mexicana se ha ganado un lugar, sino en otros espacios de la vida social”, señaló en entrevista con Notimex.

Mencionó que en el país la mujer gana cada vez más espacios, pero de la misma manera se ha visto a nivel mundial, “las mujeres que compiten, por ejemplo en triatlón, son cada vez más fuertes, corren más rápido o nadan más rápido”.

Flipo apuntó que en Europa es una tendencia, aunque en deportes como el ciclismo se puede ver el divisionismo que existe entre ambos géneros, “en ciclismo se nota la diferencia, porque a nivel mediático pasan las carreras de los hombres y en el caso de las mujeres no se sabe nada”.

Y añadió que “en este sentido se debe trabajar mucho más. La gente piensa que es menos interesante ver las carreras de las mujeres y por eso los medios de comunicación no hacen el esfuerzo por transmitirlas y mejor pasan las de los hombres”.

Por eso, consideró, la iniciativa del Comité Olímpico Internacional (COI) de buscar la equidad de género en las pruebas del programa de Juegos Olímpicos es positivo, ya que de esa manera se ponen en igualdad de circunstancias a los competidores.

“Es bueno para el deporte a nivel global y para nosotros tenemos que seguir y no dormirnos ante esos cambios. En triatlón no pasa eso. La mujer tiene un lugar, ya que nosotros nos esforzamos igual que los hombres y es justo que sea igual”, expuso.

La triatleta asentó que “en mi deporte, cuando se hacen las competencias ponen igual los horarios entre ambos géneros, esto para que el público vea tanto a hombres y mujeres entregarse de la misma manera”.

Del mismo modo, comentó que esa pundonor de mujer entregada lo tiene la japonesa Ai Ueda, quien siempre está dispuesta a conquistar determinado evento, “no importa si sale de último, porque siempre se repone y cuando menos sientes ya está en la cima de la competencia”.

Y agregó que la asiática “es un ejemplo a seguir, de no rendirse en una competencia. Siempre seguir adelante sin importar las condiciones”.