Con apenas 18 años, la vida del piloto británico Billy Monger (Charlwood, Gran Bretaña, 1999) ya podría adaptarse a un guión de película. El 16 de abril de 2017, el joven perdió sus piernas en un tremendo accidente a bordo de un vehículo del equipo JHR Developments en el circuito de Donington Park, en una prueba de la Fórmula 4. El último fin de semana, casi un año después, Monger regresó a las carreras con un éxito doble tras el choque que obligó a amputar sus dos piernas. Con la ayuda de sendas prótesis y un bastón para apoyarse, volvió a competir y logró terminar en la tercera posición en la primera prueba de la Fórmula 3 británica. Una historia de vida con un común denominador: la fuerza de voluntad permite superar cualquiera adversidad.

Aquella jornada de abril de 2017 quedará por siempre en la memoria de Monger. En la pista, otro choche parado se interpuso en su recorrido. Así, el auto del británico impactó a toda velocidad contra el monoplaza conducido por el finlandés Patrick Pasma y su parte delantera terminó destrozada. Los servicios médicos tardaron más de dos horas en sacarlo del coche y, ya en el hospital, tuvieron que amputarle las dos piernas. Billy tenía solo 17 años, pero al despertar del coma en el que permaneció durante tres días demostró una madurez conmovedora.

La voluntad de Monger quedó expresada desde el primer momento: “Quiero volver a competir”. Con la ayuda del equipo Carlin, el objetivo duró poco más de nueve meses.

Casi exactamente un año después, Billy superó varias operaciones, atravesó exitosamente la rehabilitación y además aprendió una nueva forma de pilotar. “¡Ahora ya vuelvo a ser un piloto de carreras! ¡Sólo quiero ser un piloto de carreras!”, aseguró con una sonrisa.

El último fin de semana Monger comenzó en el quinto lugar en Oulton Park pero velozmente fue trepando posiciones. No fue una carrera sencilla, claro. Y tuvo que contener la presión del cuarto clasificado. “No sabía cuándo era la última vuelta. No pude ver la pizarra en el giro anterior. Pero cuando vi que caía la bandera a cuadros me sentí aliviado. ¡Me había sacado un peso de encima!”, remarca.

¿Cómo se adaptó a su nuevo vehículo? Acelerando con la mano en una leva situada en la parte izquierda del volante y frenando con la prótesis de su pierna derecha. ”Tengo una sensación algo surrealista. Para mí resulta increíble estar de vuelta. Solo quería salir a correr y demostrar que podía ser competitivo. Si alguien me hubiera dicho que estaría en el podio en esta primera carrera le hubiese asegurado que me estaba mintiendo”, dijo el británico.

La situación no le impidió a Monger conservar un instinto de superación constante que lo convierte en un ejemplo. El impacto de su accidente recorrió rápidamente el mundo del automovilismo y una gran cantidad de pilotos famosos se pusieron a su disposición. Lewis Hamilton, Jenson Button y Nico Rosberg, por ejemplo, aportaron dinero a un crowdfunding que pretendía alcanzar un total de 310.000 libras que se contabilizaron en apenas un día. Finalmente, el dinero para la recuperación superó todas las expectativas. “Cuando me desperté ya se habían recaudado 850.000 libras para mi rehabilitación”, dice Billy. Desde el primer momento, ya en silla de ruedas, el británico mostró su intención de seguir corriendo. Las motivaciones llegaron a su casa desde todos los rincones del mundo. La GPDA (Grand Prix Drivers’ Association) envió a su hogar un libro repleto de testimonios del mundo motor. Y el propio Hamilton lo invitó a presenciar el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1 y ofició de padrino.

Resiliencia es otra de las palabras favoritas de Monger. Se siente identificado. Aunque no siempre sea consciente de eso, el ser humano cuenta con la capacidad innata para sobreponerse a cualquier situación traumática. A lo largo de toda su recuperación, Billy superó distintas adversidades. Fue ayudado, también, por ‘Mission Motorsport’, una organización destinada a colaborar con veteranos de guerra.

Ya más cerca de culminar su recuperación, a fines de 2017, Billy estuvo presente en la gala de fin de año de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) y le entregaron el premio ‘President Award’, como exponente de quienes son ejemplos de “coraje, determinación y deportividad”. Incluso, al tiempo le otorgaron la licencia de piloto que lo habilitaba para competir en esta temporada 2018. Allí, le brindaron un permiso especial y dejaron de lado algunas reglas que prohibían competir en coches a pilotos minusválidos.

El gran sueño de ‘BillyWhizz’, tal como lo apodan, es arribar a la F1. También le apunta a las 24 Horas de Le Mans en 2020. En su vida parece no haber límites. Es Billy Monger. O, en otras palabras, alguien que permanentemente lucha contra lo que parece imposible. Un ejemplo de que la fuerza de voluntad mueve montañas. Un joven que tiene algo muy en claro: de las dificultades nacen los milagros.

Otras historias de superación más allá de los impedimentos

-En 2007, el español Isidre Esteve sufrió una lesión de extrema gravedad tras sufrir una caída en el Bajo Almanzora, en Almería, en la cual se fracturó las vértebras T7 y T8, quedando postrado en una silla de ruedas. No sólo volvió a competir, sino que en las últimas dos ediciones del Rally Dakar, la competencia más extrema del mundo, finalizó las competiciones con su coche adaptado.

-Lindsay Hilton es una atleta sin brazos ni piernas que no cree en los límites. Nació sin extremidades, pero eso no le impidió desarrollar su carrera en el rugby o el CrossFit. En 2012 recibió el premio al “Espíritu del Rugby”.

-Shaquem Griffin va camino a hacer historia en la NFL. Con 22 años y una sola mano, este joven de Florida está a punto de convertirse en jugador profesional de uno de los deportes más populares en Estados Unidos. Surge una historia que puede servir de inspiración a más uno. Poco le importó a Shaquem que no tuviese una mano, la cual perdió cuando tenía cuatro años, por culpa de un problema que se empezó a gestar en el vientre materno. Recientemente hizo historia en el evento de preparación del draft, la NFL Combine. Y la mayoría de los especialistas que estuvieron presentes en las pruebas en Indianápolis no tienen dudas que Griffin será seleccionado en el draft de abril.