Redacción

Fotografía: Twitter Hope Solo

En los últimos años Megan Rapinoe se convirtió en el símbolo número uno de la lucha por la equidad en la Selección Femenil de Estados Unidos, y esa batalla la llevó a que tanto ella como sus compañeras se arrodillaran en el himno nacional, misma que tuvo una realidad muy distinta a la que aparenta.

Según la exarquera Hope Solo, Rapinoe era quien las intimidaba para que se protestara como a ella le gustaba.

“He visto a Megan Rapinoe intimidar a jugadoras para que se arrodillaran porque ella realmente quiere que se proteste algo del modo que ella desea. Pero también es nuestro derecho como estadounidenses de hacerlo de la manera que nos sintamos más cómodas y creo que eso es algo muy complicado ante los ojos de todos con tantos temas políticos que rodean hoy a los atletas”, dijo en entrevista para Goal.

Solo aseguró que la protesta de arrodillarse genera división en la forma de pensar de las personas aunque con ello se busca la igualdad en la sociedad, por la polémica de hacerlo o no.

“En estos momentos, lo que he visto es que hay demasiada polémica por arrodillarse o no hacerlo. Conozco mucha gente en contra de la discriminación y yo vivo en el sur, en un área más que conservadora aquí en el sur de Carolina del Norte. Por supuesto que tengo amigos de los dos costados, pero creo que el tema de arrodillarse puede ser algo que provoque mucha división”, añadió.