Hay que viajar hasta el 27 de junio de 2016 para encontrar la última derrota de España: fue en la Eurocopa, frente a Italia por 2 a 0, en un duelo correspondiente a los octavos de final. A partir de ese día, La Roja no volvió a ser vencida en un campo de juego durante 90 minutos: ya suma 27 partidos consecutivos sin tropezar.

El dato cobra más significado debido a que, durante este lapso, venció también a los cuatro semifinalistas de Rusia 2018: a Bélgica en Bruselas, a Francia en París, a Inglaterra en Londres y a Croacia como local. Y eso que la Selección ya fue dirigida por tres entrenadores.

Julen Lopetegui terminó invicto su ciclo : 20 partidos, 14 victorias y seis empates. Luego llegó el turno de Fernando Hierro en el Mundial: un triunfo y tres empates (eliminado por Rusia, tras la definición por penales). Y Luis Enrique, el actual DT, empezó con el pie derecho: tres jugados y tres ganados.