Redacción

La remera Kenia Vanessa Lechuga Alanís tuvo un destacado arranque en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, luego de superar en segundo sitio su ronda clasificatoria y así avanzar de manera directa a los cuartos de final de la prueba de par de remos cortos.

En la competencia que se realizó en el Canal Sea Forest, la originaria de Nuevo León, registró un tiempo de 7 minutos 54 segundos y 21 centésimas, únicamente por detrás de la campeona mundial y europea, la irlandesa Sanita Puspure, quien cruzó la meta en 7:46.08, en la prueba que comprende un recorrido de 2 mil metros.

Lechuga Alanís partió del carril seis y desde un principio tomó el segundo sitio, mismo que estuvo a punto de perder sino hubiera sido por el fuerte cierre que registró la mexicana frente a la griega Anneta Kyridou, quien quedó solo a siete centésimas de la neoleonesa, con marca de 7:54.28, y logró el último boleto directo a la siguiente ronda.

El camino olímpico de Kenia Lechuga continuará el próximo domingo 25 de julio, cuando enfrente los cuartos de final, a partir de las 19:00 horas, tiempo del centro de México.

El uniforme con el que compitió la joven remera que vive su segunda experiencia olímpica tras Río 2016 fue, por primera vez, diseñado por ella, donde lució a Quetzalcóatl con el plumaje rosa, en la parte frontal, y los colores de la bandera mexicana en la parte inferior.