Redacción

Fotografía: Reuters

Caer en casa ante México no cayó nada bien para la selección de Costa Rica, que ahora complica sus aspiraciones en el Octagonal de Concacaf tras un inicio en el que solo han obtenido un punto de seis posibles. Sin embargo, Kendall Watson, jugador del combinado tico, piensa que el desenlace pudo haber sido diferente si una decisión arbitral en particular los hubiera beneficiado.

El gol de Orbelín Pineda desde el manchón penal marcó la diferencia para el Tri en un encuentro trabado y de mucho desgaste en el centro del campo. Esa marcación, de acuerdo con Watson, no fue del todo congruente, pues aseguró que el árbitro estadounidense Ismail Elfath omitió la señalización de una pena máxima en favor del cuadro centroamericano.

Al elemento del Saprissa tampoco le sorprende que el cuadro azteca se sitúe en la cima de la tabla; no obstante, considera que el camino todavía es muy largo como para sacar conclusiones:

«Era obvio, más que todo que algún equipo se iba a poner más arriba, pero falta mucho, se gana un partido y la situación cambia, ahora Jamaica es el rival más importante.»