Justin, el primer atleta con parálisis cerebral contratado por Nike

Justin Gallegos tiene parálisis cerebral y hace pocos años no podía caminar si no lo hacía con ayuda de un andador. Hoy es corredor de maratones y el primer atleta con parálisis contratado por Nike.

Todo sucedió durante una carrera organizada por el club de atletismo de la Universidad de Oregón, de la que es estudiante de primer año. Justin sabía que las cámaras estaban grabándole, pero pensó que era por la historia de superación que representa, por haber sido completamente dependiente para caminar en el pasado y ser capaz de correr medias maratones en la actualidad.

Pero la razón de la expectación mediática era otra. En cuanto superó la línea de meta y con la respiración acelerada por la carrera, Justin recibió una noticia que le dejó sin palabras: Nike le iba a ofrecer un contrato histórico. De la noche a la mañana, pasó de ser un estudiante con un problema neurológico que afecta sus habilidades motoras a convertirse en un atleta profesional, que sueña con romper la barrera de las dos horas en la media maratón y que es considerado por una de las marcas punteras del deporte.

Cuando le dieron la noticia, Justin no pudo contener la emoción. Perdió el equilibrio y el llanto de toda una vida de sacrificios fue, por primera vez, un llanto de alegría. Los aplausos del resto de sus compañeros, el abrazo en el que se fundió con uno de los responsables de Nike, la conversación con sus padres a través del celular… todo estuvo marcado por un sentimiento de superación que sólo él conoce, aunque todos hayamos sido Justin por un segundo, ya que su historia nos ha tocado la fibra sensible.

La nueva estrella de Nike nos ha dado una lección que deberíamos aplicar sin excusas en todos los ámbitos de nuestra vida y es que todo es posible. Aunque las probabilidades sean escasas, aunque nadie dé un peso por nosotros, aunque creamos que las personas o la naturaleza nos estén poniendo trabas… si él puede con todo en contra, todos podemos. Eso sí, trabajando duro.