octubre 26, 2020

RK Deportes

La Cima del Deporte

José Saturnino Cardozo, el Diablo Azul que ahora dirige a Chivas

Ahora, José Saturnino Cardozo se sienta en el banquillo de Chivas y defiende a muerte a su nueva escuadra, lanzando indirectas muy directas a su rival de la Jornada 2, Cruz Azul, aunque en su pasado hay una exitosa pero breve página donde se vistió de celeste.

Era 2001 y por primera vez en la historia del balompié mexicano un equipo de la Liga llegaba a la Final de la Copa Libertadores derrumbando percepciones sobre los clubes aztecas. Con aquel Cruz Azul estuvo un refuerzo que hizo época en el futbol nacional y escribió uno de los capítulos más recordados por la afición cementera: José Cardozo.

El ‘Diablo vestido de azul’ enamoró a la afición cementera que se quedó con ganas de verlo jugar con el club cementero en la Liga MX, sin embargo, nunca pudieron integrarlo a sus filas porque Cardozo decidió hacer su carrera en Toluca.

Ahora, Cardozo se medirá a Cruz Azul como técnico de Chivas el sábado cuando se enfrenten en el Estadio Akron por la Jornada 2 del Apertura 2018.

Y aunque hoy el estratega paraguayo critica la inversión de Cruz Azul. Hace 17 años, la comunión con los celestes fue diametralmente opuesta.

Durante la primera fase de la Libertadores, los cementeros dirigidos por José Luis Trejo lograron cuatro victorias: ante Defensor Sporting, Olmedo en dos ocasiones y ante el brasileño Sao Caetano en el Estadio Azul, más un empate que les sirvieron para clasificar.

En Octavos de Final y apoyados en el reglamento, decidieron reforzar la plantilla con Cardozo y Sergio Almaguer. El mejor goleador del país en esos momentos anotó cuatro goles claves en el camino a la Final.

Empezó con el pie derecho haciéndole un doblete a Cerro Porteño en el Estadio Azul para superar los Octavos de Final por global 4-3. Uno más a River Plate en Cuartos de Final y ante Rosario Central en Semifinales en el Azteca.

Se quedó en blanco en la Final pero no por eso fue menos importante porque una jugada suya terminó con el gol de Palencia que terminó en empate global y los posteriores cobros de penal.

Como entrenador de Chivas, Cardozo dejó claro que su objetivo ha sido asumir las miradas en el duelo ante Cruz Azul al declarar que “nunca vio un saco de billetes hacer goles” en referencia a la inversión de la Máquina en nueve jugadores para este Apertura 2018.

Así ha comenzado la rivalidad del Diablo mayor con el equipo al que una vez hizo soñar con un título de Libertadores.