Redacción

Fotografía: CONADE

Jorge Orozco Díaz se convirtió en el primer mexicano en disputar una final de fosa olímpica en el tiro deportivo, y acarició el bronce para México con una destacada actuación al concluir en el cuarto sitio de dicha modalidad en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Son mis primeros Juegos Olímpicos, no me preocupo mucho porque tengo carrera por delante y es un resultado histórico para el tiro deportivo en México y estoy bastante conforme”, dijo el joven jalisciense de 21 años de edad, que ya pone la mirada en París 2024.

Aunque comenzó con gran puntería, ya que logró 19 puntos consecutivos, que le dieron momentáneamente el primer sitio, el mexicano no pudo completar la séptima ronda de disparos, pues erró los últimos tres, con lo que se quedó a cinco aciertos de la medalla de bronce, que fue para el británico Matthew John Coward, con 33 aciertos.