Redacción

Fotografía: Imago7

Julio César Chávez mostró su molestia a la prensa con la que se cruzó en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, debido a la difusión de la información de que sus hijos, Julio Jr. y Omar, se encontraban en rehabilitación por el consumo de drogas.

Con el recio estilo que lo caracteriza, que en muchas ocasiones lo hace parecer como si estuviera enfurecido, Chávez señaló que ambos se encuentran solo «en un retiro espiritual», esta vez sin dar indicios de que se trate de una recaída en el consumo de estupefacientes.

“No sean mentirosos, yo nunca dije que mis hijos estaban internados. Se malinterpretó, ustedes ponen lo que quieren. Mis hijos están en un retiro espiritual, nunca les dije que mis hijos estuvieran internados, pero ustedes se la agarran como se les da la chingada gana”, comentó la leyenda del boxeo mexicano.