Ana Gabriela Guevara, titular de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), aseguró que sucesos como los ocurridos en contra de tres atletas sonorenses, no detendrán las pruebas de natación de la Olimpiada Nacional que se desarrollan en Quintana Roo ni al deporte en México.

“La gran bandera que enarbola el deporte, es la bandera blanca, la de la paz, nunca ninguna guerra ha detenido una justa deportiva en curso, y por hechos como los sucedidos aquí, no tenemos por qué detener esta fiesta deportiva», destacó.

Guevara afirmó que la dependencia a su cargo y ella personalmente han estado al tanto del estado de salud de las atletas que sufrieron un intento de secuestro en Cancún, así como de la seguridad de los demás participantes de las diferentes delegaciones.

“Quiero asegurar a los padres de familia que sus hijos estarán seguros, esto fue un hecho aislado, que gracias a Dios no pasó a mayores. La seguridad está garantizada para los atletas, así me lo ha expresado el gobernador del estado y todas las autoridades con las que he tenido comunicación desde que me enteré de este hecho”, explicó.

Afirmó que estará al pendiente del desarrollo de la competencia y que seguirá de cerca a las autoridades involucradas para que cumplan con su palabra de salvaguardar la integridad física de los atletas participantes.

“Estoy y estaré en contacto con el gobernador, secretario de gobierno del estado, con el director del deporte y el secretario de seguridad para que la competencia se desarrolle de manera tranquila, tengo el compromiso de las autoridades de que brindarán toda la seguridad”.

La directora de Conade afirmó que los hechos sucedieron en un hotel que no estaba dentro de los catalogados como “hotel sede” de la competencia, y que no se tenía conocimiento de que estas atletas de la delegación sonorense ya habían llegado, pues el registro de las delegaciones iniciaría hasta las 14:00 horas del pasado miércoles.