Se llevó a cabo el encendido del Fuego Nuevo en el sitio arqueológico de Teotihuacán.

Con dicha ceremonia comenzó la cuenta regresiva para los Juegos Panamericanos de Lima 2019 que inician el próximo 26 de julio al 11 de agosto. Con un tradicional ritual prehispánico, el fuego fue portado por el sacerdote principal para así emprender el viaje hasta Lima, sede de la competencia veraniega.

El evento contó con las presencia del presidente del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla, la directora general de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, Neven Ilic presidente de PanamSports y Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México.

Fueron un total de 41 banderas las presentadas ante autoridades, público y medios de comunicación para sumar poco más de 6 mil atletas que buscarán su mejor participación este medio año.

Tras un poco de danza prehispánica, la flama fue encendida para después ser portada en la antorcha que pasó a un bailarín que corrió por toda la Calzada de los Muertos y así culminar la ceremonia.