Redacción RK

La International Board (IFAB) aprobó prorrogar la opción de cinco cambios en las competiciones nacionales que acaben en diciembre de 2021 y las internacionales que concluyan en julio de 2022, así como ensayar desde enero próximo sustituciones adicionales permanentes por posibles conmociones cerebrales.

Por videoconferencia en su reunión anual, los miembros de la IFAB acordaron que el impacto actual de la pandemia en el fútbol debe permanecer en constante revisión para tomar las medidas adecuadas, por lo que la Asamblea General que celebrará el 5 de marzo de 2021 volverá a revisar la enmienda temporal de la Ley 3, que permite los cinco cambios.

Raúl Jiménez sobre el césped tras cabezazo con David Luiz Getty Images

Respecto a las sustituciones por posibles casos de conmociones cerebrales, la IFAB decidió aplicar protocolos como ensayos desde el próximo enero tras las consultas con expertos en la materia, médicos de equipo, representantes de jugadores, entrenadores, organizadores de competiciones, árbitros y expertos en reglas de juego.

En caso de una posible o real conmoción cerebral, el jugador en cuestión deberá ser retirado permanentemente del partido para proteger su bienestar, pero su equipo no deberá quedar en desventaja numérica.

Para la IFAB esta medida impide que un jugador sufra otra conmoción durante el partido, ya que los múltiples incidentes de lesiones en la cabeza pueden tener consecuencias muy graves; envía un fuerte mensaje porque en caso de duda el jugador es retirado pero no hay desventaja numérica y reduce la presión sobre el personal médico para hacer una rápida evaluación.

También puede aplicarse a todos los niveles del juego, incluida la parte del fútbol que se juega sin que médicos o personal cualificado.

Respecto a las manos y las diferentes interpretaciones, la IFAB señaló que sus miembros convinieron que la Asamblea General Anual (AGM) del próximo marzo debe examinar más aclaraciones y acordaron que los árbitros deberán juzgar la posición de la mano/brazo en relación con el movimiento del jugador para que «el cuerpo ocupe más espacio de manera antinatural».

Según informó la IFAB, durante la sesión la FIFA habló sobre las posibles consideraciones prácticas futuras relacionadas con el fuera de juego y los últimos avances en materia de VAR, en particular sobres futuras innovaciones para contar con sistemas más asequibles que permitan a los organizadores de competiciones con presupuestos más limitados poder utilizar esta tecnología.