Redacción RK

Nacido en Montreal en 1941, Patterson ingresó al negocio de la lucha libre en 1958 en Canadá y finalmente llegó a la AWA, donde él y Ray Stevens se convirtieron en campeones en pareja. Se unió a la WWE, entonces conocida como WWF, en 1979 y se convirtió en el primer campeón Intercontinental. Patterson ganó el título en un torneo en Río de Janeiro, Brasil. Tendría el título durante 233 días.

Si bien Patterson es más conocido en el mundo de la lucha libre por ser el primer campeón Intercontinental y por ser uno de los «Stooges» en pantalla de Vince McMahon durante la popular Attitude Era de finales de los 90, quizás la contribución más duradera de Patterson sea la invención del Royal Rumble Match, que fue televisado por primera vez en 1988 y sigue siendo un evento anual para la WWE en la actualidad.

«Cuanto más seguía repitiendo la idea en mi mente, más tomaba forma y estaba seguro de que tenía algo con esto, que estaba en lo cierto», escribío Patterson en su biografía, «Aceptado: Cómo la Primera Superestrella Gay cambió a la WWE».

«Lo sentía: cada instinto en mi cuerpo me dijo que funcionaría. Así que finalmente le llevé la idea a Vince. Él se rió del concepto al principio, diciendo que una hora era demasiado tiempo para mantener a los fanáticos interesados. El primer Royal Rumble fue un éxito, pero hasta que terminó, realmente no sabíamos si funcionaría. Sabía que era una idea única, pero hasta que no viéramos la reacción de la multitud, era difícil saberlo con certeza».

Pat Patterson, el primer campeón Intercontinental y creador del Royal Rumble, murió a los 79 años. WWE
En 1981, Patterson y su compañero del Salón de la Fama de la WWE, Sgt. Slaughter tuvo una rivalidad sangrienta que culminó en múltiples luchas de «Boot Camp» a través de eventos en vivo y un «Alley Fight» en el Madison Square Garden, que el boletín de Wrestling Observer nombró como lucha del año.

Después de retirarse del ring en 1984, Patterson permaneció en el ring haciendo comentarios y finalmente pasó a un papel detrás del escenario en la WWE, a menudo como la mano derecha de Vince McMahon. Patterson es ampliamente reconocido como una de las mentes más creativas en la lucha libre profesional, particularmente con finales ingeniosos para los encuentros.

Patterson fue uno de los primeros artistas abiertamente homosexuales dentro de la industria de la lucha libre, pero lo mantuvo en secreto para el público que lo veía hasta mucho después de su carrera en el ring. Habló de ello públicamente en una emotiva escena de la serie de reality «Legends House» de WWE.

Patterson fue incluido en el Salón de la Fama de la WWE en 1996.