Redacción

El trabajo que realizó Sergio Pérez en el Gran Premio de Italia dejó claro cuál es su función prioritaria en Red Bull, la de ser un apoyo de Max Verstappen, de acuerdo a Christian Horner, jefe de la escudería, quien prometió que «viene lo mejor» para el tapatío, quien el próximo año tendrá nuevo coche.

En su columna que aparece en el portal de Red Bull, el británico detalló por qué decidieron alargar la relación contractual con Checo Pérez, quien por ahora ha jugado a la perfección su rol de ser el comparsa que impulse y ayude a Max a pelear por el campeonato de pilotos. 

«A la mitad de las tres (recientes) carreras, confirmamos que Checo permanecería con el equipo en 2022. Sentimos que había hecho lo suficiente para garantizar otro contrato. Conocía su papel este año; para ayudar a Max y al equipo a ganar el título, pero, por supuesto, con un auto nuevo para 2022, con la experiencia que tiene, fue la elección correcta y lógica mantenerlo», señaló.