Redacción

Fotografía: Cortesía

La muerte de la boxeadora mexicana Jeanette Zacarías sigue causando un gran dolor en su familia. Esta vez fue su padre, Esteban Zacarías, quien con el corazón en la mano se pronunció sobre la partida de su hija de 18 años de edad.

Con el paso de los días, Esteban Zacarías ha repasado lo sucedido con su hija, donde señala su molestia con el hospital donde atendieron a Jeanette en Canadá, pues en cuestión de minutos pasó de respirar sola a estar muerta.

«Me hablan para darme la mala noticia que ya no vive, que su cerebro estaba muerto. Yo sí me molesté mucho porque hace unas horas me habían dicho que respiraba por sí sola y luego que siempre no (…) Mecánicamente ya estaba muerta su cabeza ya estaba fría», relató Esteban en charla con La Afición, al tiempo que explicó que la lamentable noticia la recibió por medio de una videollamada de WhatsApp.

«Hay algo que no me gustó en cuestión del referee, del tiempo, el tono de la campana. Para mí ese golpe ya estaba fuera de tiempo, lamentablemente ese golpe fue el que la llevó a la convulsión», explicó.