Redacción RK

Paul George eligió una gran noche para tener un desempeño magistral y liderar a los Clippers a la victoria 116-102 sobre los Phoenix Suns, forzando así el juego 6 de la serie para conocer al campeón del Oeste.

Los Clippers sabían que este era un juego de vida o muerte, por lo que desde el primer minuto salieron con todo al ataque. Paul George lideró a un equipo que quería forzar a como diera lugar el sexto juego.

El primer cuarto se decantó para el equipo de Los Ángeles, que logró una ventaja de 10 puntos gracias a un desempeño explosivo. Los Suns reaccionaron sobre el final, luego de un inicio sumamente decepcionante.

Devin Booker estaba siendo (cómo no) el héroe de la noche para Phoenix, que para el segundo cuarto ya llevaba 16 puntos, la mayoría por la vía de los triples. Incluso, conectó uno sobre el final del cuarto para llevar el partido al descanso 52-59.

Para la segunda mitad, los Suns salieron con la mentalidad de dar la vuelta, y lo consiguieron momentáneamente. Chris Paul consiguió la canasta que puso arriba a los locales por un punto, pero la ventaja fue efímera.

El partido tomó se tornó cada vez más difícil, hasta el punto de llegar a un foul flagrante de Patrick Beverley sobre CP3 en el tercer cuarto. Sin embargo, los Clippers y el mismo Paul George se negaron a dejar crecer a los Suns; si bien, en el último cuarto hubo una racha de los Suns que los acercaba en el marcador, el equipo de Los Ángeles sentenció el partido concretando sus oportunidades.

Noche historia para George, que registró 41 puntos, 13 rebotes y 6 asistencias y sobre todo, mantiene con vida a su equipo. La siguiente cita será el miércoles en el Staples Center a las 20:00 horas, donde podríamos ver el pase de Phoenix o la antesala de un posible juego 7.