Redacción

Fotografía: EFE

Aunque para muchos ganarse un palco en el Estadio Azteca podría ser el mejor premio del mundo, tal parece que para Luis Antonio Beltrán Leyva, ganador de la rifa de la Lotería Nacional realizada el pasado 15 de septiembre, no lo es.

Durante una entrevista para Televisa Monterrey, Beltrán Leyva reconoció que no sabe qué hará con el palco del Coloso de Santa Úrsula que ganó, ya que no es un seguidor al balompié. «A mí no me gusta el futbol. Lo voy a regalar a la beneficencia pública”, mencionó.

Pese a su deseo de donar su premio, Luis Antonio contó que no ha podido ponerse en contacto con la Lotería Nacional. “No lo puedo ni traspasar o algo así. Al contrario, no me ha contestado ni de la Lotería Nacional”, afirmó.