Querétaro, Qro.- El empresario y ganadero Pablo Álvarez «Palillo» manifestó su beneplácito  por el buen juego del encierro de Barralva que se lidió el pasado domingo en la plaza de toros México, pues se lidiaron cinco ejemplares de encaste Salitillo y uno de encaste Atanasio, que cumplieron con las expectativas de bravura que se exige en esta casa ganadera.

Asimismo, mostró su ilusión por ser la divisa con la que se dará inicio a la Temporada Grande y enfatizó: «Sin duda alguna es un compromiso lidiar en un cartel que es inmejorable, es un compromiso, uno tiene una responsabilidad superior, pero sin duda alguna estamos confiados de que estamos mandando una corrida con el trapío que la afición se merece».

Por otra parte, Palillo realizó un breve balance sobre su administración al frente del coso de la «Santa María» de Querétaro, al cual calificó de positivo , además de que no resultó una tarea fácil, sin embargo se pudieron concretar carteles  con las principales figuras de la baraja taurina, caso de Julián López «El Juli», José María Manzanares, Morante de la Puebla  o Pablo Hermoso de Mendoza.

«Recuerdo un sábado, Morante y Ponce, ellos nunca habían toreado en México juntos, en esa tarde Ponce le cortó un rabo a un toro de la ganadería de Barralva, a un toro «Don Tino» que fue extraordinario, una de las mejores faenas que yo le he visto a Enrique en México con un toro bravo, yo creo que esa es con la tarde con la que me quedo en la plaza «Santa María», expresó.

Finalmente, Palillo hizo referencia sobre la posibilidad de manejar alguna plaza a partir de concluir su gestión en Querétaro este próximo domingo, situación que dará a conocer en su oportunidad, además de que estará enfocado a  dedicar  más tiempo y disfrutar a cabalidad estar tanto en su rancho como en labores de ganadería.