Redacción
Foto: Especial

El mexicano Ezequiel Becerril buscará hacer historia este lunes 2 o martes 3 de agosto al cruzar a nado el Canal de la Mancha, si las condiciones meteorológicas lo permiten, y con ello se convertirá en el primer hidalguense en conseguirlo.

El Cruce a Nado del Canal de la Mancha significa superar uno de los desafíos deportivos de resistencia más emblemáticos e históricos del mundo.

Es una prueba de alto grado de dificultad

Esta prueba es considerada de alto grado de dificultad de acuerdo a estándares de la natación de larga distancia en aguas abiertas a nivel internacional. El Canal de la mancha separa a Inglaterra de Francia por 33.7 kilómetros en línea recta, pero a nado y con las fuertes corrientes implica recorrer una distancia mayor.

El atleta enfrentará varios retos en esta prueba al nadar contra corriente, los fuertes vientos y además,soportar la temperatura del agua que se registra por debajo de los 17 grados centígrados y donde no utilizará traje de neopreno que lo proteja de las inclemencias del tiempo, ya que así se establece en las reglas del cruce.

Se estima que culmine en un tiempo aproximado de 14 horas, si es que no cambian las condicionesmeteorológicas que se tienen previstas.

El nadador realizará un nado continuo en solitario y será resguardado por una embarcación piloteada por el capitán Simon Ellis, perteneciente a la organización que regula el evento:La Channel Swimming and Piloting Federation.

A bordo estará un copiloto, un observador quien se encargará de vigilar que se respete la reglamentación del cruce y la entrenadora de Ezequiel, la experimentada Nora Toledano al mando del equipo técnico.

La autorización para llevar a cabo la travesía corre a cargo de la Agencia de Marina y Costaguarda Británica y la Costaguarda Francesa de Operaciones y Vigilancia de Cab Gris-Nez.

El reto, lo que significa cruzarlo

Cruzar el icónico Canal de la Mancha o el “Everest de la natación”, representa una prueba de larga distancia y de gran esfuerzo con alto grado de dificultad que se ve afectada por las condiciones meteorológicas de la zona, ya que las mareas registradas, ocasionan fuertes corrientes que evitan se pueda realizar un recorrido en línea recta y por esa razón se llega a superar la distancia de 33.7 kilómetros de nado.

El atleta, Ezequiel Becerril y su equipo de trabajo encabezado por su entrenadora, Nora Toledano, se dicen listos y motivados para enfrentar la prueba, para lo cual analizaron los desafíos que conlleva esta prueba mental y físicamente.