Redacción
Fotos: Especiales

Querétaro, Qro.- Por todo lo alto cerró el XXVIII Campeonato Nacional Charro Infantil, Juvenil y de Escaramuzas 2021 “MVZ Francisco Domínguez Servién”, que cumplió con todos sus objetivos tras 19 jornadas de dura competencia en las inmejorables instalaciones de Rancho El Pitayo de Querétaro.

En la segunda parte de la jornada dominical, recordando que cada día de actividades de este certamen se celebraron cuatro charreadas, se coronaron Hacienda Vieja “B” y la escaramuza “Rancho El Herradero” de la Escuela Municipal de Tlajomulco, ambos de Jalisco, en la categoría Infantil “B”.

Por la noche, la Selección Charros de Cadereyta, Nuevo León, se alzó con la copa de campeón nacional de los equipos juveniles al ganar su final, en tanto que el cetro de la rama femenil se quedó en casa al triunfar la escaramuza de Rancho El Pitayo.

El presidente de la Federación Mexicana de Charrería, ingeniero José Antonio Salcedo López, quien encabezó las ceremonias de premiación de estas dos categorías deportivas, agradeció a todos los participantes y sus familias, siendo los niños y jóvenes los más importantes porque, gracias a ellos, charrería seguirá de generación en generación.

También destacó la labor de todos y cada uno de los involucrados en el comité organizador, cuyo esfuerzo permitió llevar a buen puerto este campeonato nacional charro, procediendo a clausurar el evento a las 00:36 horas del lunes 2 de agosto del 2021.

De esta manera, el actual Consejo Directivo Nacional sacó adelante, con gran éxito, su primer evento oficial de carácter nacional, sumando esfuerzos tras un año de estragos causados por la pandemia del COVID-19.

En Rancho El Pitayo, inmueble congresista de la capital queretana, se celebró a lo grande el campeonato nacional de las categorías infantiles y juveniles, considerado el más importante para la Federación, y que además marcará el estándar en las justas oficiales, en todo sentido, para esta nueva era de la charrería y del Consejo Directivo Nacional que preside José Antonio Salcedo.

En la competencia vespertina, Hacienda Vieja “B” de Jalisco fue el máximo triunfador de la categoría Infantil “B” al acariciar las tres centenas de unidades con 297 puntos, quedándose con el título nacional; los Bravos de Azuela de Querétaro, apoyados por la afición que se dio cita en el inmueble congresista, echaron en falta las manganas a caballo y finalizaron segundos con 262 buenos, en tanto que los Tres Potrillos de Jalisco concluyeron terceros con 248 unidades.

Y en el último compromiso del certamen, que concluyó pasada la medianoche del lunes, la Selección Charros de Cadereyta hizo válidos los pronósticos y se coronó campeón nacional juvenil con 267 buenos, ante 227 unidades del aguerrido Puente de Camotlán de Nayarit, subcampeón de su división, y con 205 puntos cerró una destacada participación Cienegal de Peñuelas de Aguascalientes, que se quedó con la tercera posición.