Espectadora de la Ryder Cup pierde visión de un ojo

Una espectadora herida por una pelota de golf impactada por el estadunidense Brooks Koepka durante el primer día de la Ryder Cup 2018, en Saint-Quentin-en-Yvelines, cerca de París, perdió la visión del ojo derecho y presentará una demanda contra la organización del torneo que se jugó en el campo Le Golf National.

“El escáner confirmó una fractura de la órbita derecha y una explosión del globo ocular, aunque esa herida pudo ser cerrada por los cirujanos. Sin embargo, ellos me dijeron que había perdido la vista de este ojo, algo que ya me confirmaron”, declaró Corine Remande, de 49 años, a la agencia de noticias AFP.

“En el mejor de los casos, le han dicho que podrá ver formas cuando el edema sea reabsorbido dentro de un mes”, precisó su marido Raphaël.

Esta pareja de franceses residentes en Egipto, que viajaron para asistir a la Ryder Cup por amor al golf, aseguró sentirse enojada contra los organizadores de la competencia, que no se interesaron por el estado de salud de la mujer.

“Quiero, sobre todo, una buena cobertura médica para evitar el riesgo infeccioso”, dice la afectada. Pero su “objetivo” es también “mejorar la seguridad en los campos de golf porque no sólo está el espectáculo”.

La mujer agradeció la preocupación de Koepka, quien se acercó al lugar para disculparse. “Traté de calmarlo para que no perdiera la concentración, pero una vez que fui retirada del campo, no volví a saber nada de los organizadores”.
El tiro de Koepka se produjo durante la sesión de fourballs del viernes pasado.