Redacción

Fotografía: Reuters

“Tarde o temprano perderemos”, y se le cumplió al técnico de la Selección de Italia, que esta noche en la cancha de San Siro, vio caer después de 37 meses una racha de 37 partidos sin conocer la derrota. Su último descalabro fue registrado el 10 de septiembre del 2018 ante la Selección de Portugal.

España fue el encargado de poner fin a ese récord al imponerse 2-1, marcador con el que los dirigidos por Luis Enrique se clasificaron a la Final de la UEFA Nations League, además de cobrar revancha de lo sucedido en las Semifinales de la pasada Eurocopa 2020, donde los italianos los echaron en tanda de penaltis.

Los italianos metieron presión a la visita, pero el tiempo no les alcanzó, ni los cinco minutos que se agregaron fueron suficientes para alargar la racha y pasar a la Final, instancia en la que España espera a su rival que saldrá mañana del juego entre Francia y Bélgica.