Buenos Aires, Argentina – Antonio Mohamed fue uno de los nombres que mayor fuerza tuvo para ser nuevo entrenador de Boca Juniors; aunque existieron contactos y el arreglo estuvo cerca, hoy el Turco ya no puede pensar en el Xeneize luego de asumir las riendas en Huracán.

El extécnico de clubes como XolosMonterrey y América en la Liga MX habló con cierto dejo de nostalgia sobre su fallida llegada a uno de los más grandes de Argentina, pero espera ganar bonos en el futuro cercano para tener otra chance de ser considerado.

«Era un sueño, estuvo muy cerca, no se dio y ya tengo el chip puesto acá. El interés de Boca me despertó la ilusión de volver a dirigir en Argentina, hace ocho años que no dirijo acá, mi último paso fue en Independiente y estoy con muchas ganas de dirigir», platicó para Fox Sports.

«Hablé con (Guillermo) Burdisso (director deportivo), pero por respeto prefiero dejar el tema archivado en un cajón. Tuve contacto con mucha gente y estuve muy cerca, pero ahora solo pienso en Huracán, mi vida se va a desarrollar acá y ojalá que lo haga muy bien y en un futuro poder tener otra vez la posibilidad de ser considerado en un club tan importante como Boca«.

El reto de dirigir a Huracán no es menor para Mohamed, ya que será su tercera etapa en el club que le vio nacer como futbolista profesional y donde las críticas «calarán más».

«Me tomó mucho pensarlo porque no estaba en mi cabeza para nada dirigir a Huracán, pero cuando tengo que elegir no tengo ninguna duda, elijo estar aquí y recibo el cariño constante de la gente y eso genera un compromiso doble. Perder acá es ver la cara de tus amigos todo el tiempo, es más difícil estar en el club de tu barrio dirigiéndolo porque a veces recibes críticas de amigos y duele un poco más.