Redacción

Foto: Archivo

Luego de que Carolina Mendoza y Dolores Hernández finalizaran en el cuarto lugar de la Final de Clavados Sincronizados en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la veterana Paola Espinosa tiró metralla en su cuenta de Twitter, lamentando su ausencia en la prueba.

Espinosa, dos veces medallista olímpica, ganó la plaza junto a Melany Hernández en el Mundial de Gwangju 2019, pero una mala actuación en un Control Técnico organizado por la Federación Mexicana de Natación en junio la dejó fuera.

«Hoy era mi turno en #Tokyo2020,no hubo medalla para México. Lamento que no nos hayan dejado pelear el podio junto a Melany Hernández, como dueñas de la plaza 3m sincro, medallistas mundiales y estar entre esas ocho parejas mundiales, les dimos el diploma olímpico. Era tan viable», apuntó en redes.

Paola Espinosa, ganadora de Bronce en Beijing 2008 y Plata en Londres 2012, señaló hace unos meses que Ana Gabriela Guevara, titular de la Conade, le había reafirmado que la plaza olímpica era suya, algo que al final no se cristalizó.

«Fui a buscar a Ana Gabriela Guevara y le dije: ‘Hablando contigo de frente me dijiste que esa plaza era mía, quiero saber por qué no se ha hecho oficial’. Ella me dijo: ‘Es tuya la plaza, claro que es tuya y la vamos a defender, pero la Federación tiene que avalar esta plaza», apuntó.

De ahí vinieron una serie de desencuentros entre Espinosa y Guevara; la clavadista llegó a afirmar que existía una persecución en su contra, privándola de competir en Tokio 2020, situación que la exvelocista desmitió.