Ciudad de México – Las taquillas del Estadio Azteca abrieron para la venta de boletos del juego de Vuelta de las Semifinales entre América y Pumas, y la gente se dio cita desde la madrugada para comprar sus boletos y no perderse el crucial encuentro.

La idea original era que la venta comenzara a las 10 de la mañana, pero fue hasta una hora después que abrieron a pesar de la desesperación de la gente que estaba formada y qué la fila ya rodeaba la explanada del citlali del coloso de Santa Úrsula.

En cuanto abrieron la reja de las taquillas, sin importar la fila que se estaba haciendo, los revendedores se metieron a formarse en la ventanilla, sin importar que había un orden para la compra, todo eso ocasionó diferentes reclamos por parte de la gente y los cuales no fueron atendidos por la poca policía que custodiaba la venta.

Aficionados de América y Pumas compraron sus boletos y algunos salieron con desilusión porque solo se vendían entradas para la zona de general, es decir, la parte más alta del inmueble.

También hubo seguidores de Cruz Azul que se dieron cita para comprar boletos para el juego contra Monterrey, pero estos eran enviados a las otras taquillas que están en el lado del estacionamiento del estadio, y ahí la situación era completamente diferente, pues muy poca gente estaba adquiriendo sus entradas y él tiempo de espera era mínimo.