El padre de una atleta trans relata los prejuicios a los que se enfrentó su hija en una competición de patinaje

Internacional Portada

La atleta trans, la patinadora María Joaquina Reikdal, de 11 años, compite desde hace dos años, pero para practicar dicha modalidad ha tenido que luchar mucho. Su padre y entrenador, Gustavo Uchôa Cavalcanti, escribió un artículo para la revista Marie Claire en el que relata algunos de los episodios de discriminación y prejuicio a los que tuvo que enfrentarse durante el Campeonato Suramericano disputado en Joinville, el lunes pasado.

A pesar de que María tuvo que recurrir a la justicia para poder participar, según su padre, la trataron de forma completamente discriminatoria.

“Los organizadores del evento hicieron una foto oficial pero no invitaron a María. Dieron regalos a todos, menos a María, y eso la lastimó mucho”, escribió Gustavo.

Según Gustavo, María no compitió en igualdad de condiciones con las demás patinadoras.

“El día de la competición, a pesar de que dictaminaron que garantizaban su derecho en el campeonato al igual que el resto, fue la única atleta que no identificaron en la pista y la única de Brasil que no llevaba el uniforme de la delegación”, relató Gustavo.

Según el artículo, María debía ser la decimoséptima atleta en competir, pero cambiaron la hora en el programa y al final, fue la primera en presentarse.

“Aún no estaba preparada, pues según el programa inicial tenía dos horas para maquillarse y arreglarse el cabello. Fue pura maldad. Cuando les preguntamos sobre el cambio en el programa, no nos presentaron ningún documento ni nos dieron ninguna explicación plausible”, contó Gustavo.