Querétaro, Qro.- Seguro de que dará una gran demostración, el boxeador mexicano Andrés “Jaguar” Gutiérrez entrena con Joel Díaz desde hace poco más de un mes en California, Estados Unidos, rumbo a su pelea del 10 de noviembre en Querétaro y que será la estelar de la velada.

El “Jaguar” sacrificó diversas cosas en su país para ponerse a las órdenes del entrenador Joel Díaz en Indio, California, con la certeza de que fue la decisión correcta en su camino a una pelea de título del mundo.

Ansioso de volver a la actividad, dijo que pondrá a prueba “todo lo aprendido en California, no fue fácil estar lejos de mi familia, pero sé que valdrá la pena el sacrificio; quiero ser campeón del mundo, ahora estoy de vuelta en el camino correcto y sé que voy a conseguirlo”.

Con récord de 36-2-1, 25 por la vía del nocaut, el pugilista queretano tendrá apenas su segunda pelea del año, luego de vencer en mayo pasado a Juan José “Piquet” Martínez.

Satisfecho con la labor que realiza con Joel Díaz, reconoció que “al principio me costó adaptarme, pero una vez que pude demostrar de lo que soy capaz todo mejoró; trabajamos muy a gusto y me siento mejor que nunca”.

A poco menos de dos semanas para su combate, a realizarse en el Lienzo Charro Hermanos Ramírez, Andrés partirá como favorito ante su gente, en busca de una actuación contundente que lo acerque a la ansiada pelea de título mundial.