septiembre 30, 2020

RK Deportes

La Cima del Deporte

El gesto de deportividad de tres atletas australianas

La verdadera clase de un deportista no siempre se muestra a través de sus logros deportivos, sino por el comportamiento hacia sus rivales. Precisamente por esta razón, tres atletas australianas han dado toda una lección con un simple y sencillo gesto que pocas veces se ve en la pista de atletismo.

Desde el pasado 4 de abril y hasta el día 15 se están disputando en Gold Coast, Queensland (Australia) los XXI Juegos de la Commonwealth, un acontecimiento deportivo similar a los Juegos Olímpicos pero donde sólo participan aquellos países que en algún momento hayan formado parte del Imperio Británico.

El lunes por la noche, cuatro mujeres se convirtieron en las protagonistas absolutas de la final de 10.000m., pero no porque hubieran subido al podio. Tras terminar su carrera, las australianas Celia Sullohern (6ª), Madeline Hills (8ª) y Eloise Wellings (16ª) decidieron no abandonar la zona de meta, al contrario que el resto de corredoras, y se quedaron aplaudiendo y animando hasta que la última atleta cruzó la línea de meta.

Sin duda, fue una sorpresa para Lineo Chaka, de Lesoto, quien llego más de 5 minutos después que la campeona de la prueba, Stella Chesang. Al principio se la vio un poco sorprendida al cruzarse con el trío australiano en la meta, pero tras el abrazo de Eloise Wellings todo fueron sonrisas.

Con este comportamiento, las australianas querían que todas las atletas celebraran que habían completado una de las carreras más duras de la competición sin importar la posición que hubieran alcanzado.

Fue el padre del espíritu olímpico, el barón Pierre de Coubertin, quien dijo que “lo más importante del deporte no es ganar, sino participar, porque lo esencial en la vida no es el éxito, sino esforzarse por conseguirlo”. La imagen que vimos en esta prueba de los 10.000 metros femeninos fue un claro ejemplo de ello.

Al final ha quedado en un segundo plano quién se llevó la medalla, pero seguro que con lo que se quedarán los espectadores que ese día se encontraban en el Carrara Stadium es con esta imagen que ya se ha convertido en todo un ejemplo de deportividad.