Dragon Lee, nuevo Campeón welter del CMLL

Box y Lucha

El luchador Dragon Lee evitó que su contrincante Mephisto lograra su decimocuarta defensa y lo destronó, para convertirse en nuevo campeón de peso welter del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) esta noche en la Arena México.

Tres caídas, la última con castigos que soportaron de manera heroica, debieron aguantar ambos gladiadores hasta que el de la dinastía Muñoz puso con la espalda contra la lona a su rival y con ello lograr quedarse con el cinturón mundial.

Una lucha nivelada ofrecieron en el inicio, a ras de lona, con llaveo y contrallaveo, hasta que el retador se vio sorprendido y puesto con espaldas planas para el 1-2-3 que daba ventaja al entonces campeón mundial.

Dragon Lee salió decidido a todo e incluso lució con rudezas, pero el hombre de la experiencia, con más lona recorrida, lo controló y demostró por qué ha sido uno de los rudos más respetados de la actualidad, pero con una «rana invertida» y cuenta de tres le igualaron la lucha.

Ambos comenzaron como fieras la definitiva y pronto Dragon Lee buscó inclinar la balanza a su favor con dos topes consecutivos; los castigos empezaron a llegar, uno tras otro y en ambas esquinas, los cuales soportaron de gran forma.

Las «alas del infierno» aguantó Dragon Lee, unas desde la segunda cuerda, además de un rodillazo al rostro, «canadian destroyer» y otros castigos, mientras Mephisto evitó ser rendido tras una «lanza» y demás impactos, hasta que fue brutalmente azotado para escuchar las tres palmadas.

Místico, hermano de Dragon Lee, subió para celebrar la conquista del nuevo campeón, quien recibió el cinturón de manos de Mephisto, quien reconoció la victoria de su oponente mientras la afición lanzaba monedas al ring como reconocimiento a lo que ofrecieron los luchadores.

Mientras, Atlantis, Valiente y Místico se llevaron el triunfo en tres caídas sobre Rey Bucanero, Templario y Negro Casas, quien recibió una «sopa de su propio chocolate» en la definitiva, pues el «Príncipe de plata y oro» le ganó con la «casita».