Redacción

La jugadora de voleibol de playa Marketa Nausch Slukova dio positivo al covid en la Villa Olímpica de Tokio, convirtiéndose en el tercer miembro del equipo checo de la disciplina en contagiarse con el coronavirus, anunciaron sus responsables el jueves. El positivo supone que tanto ella como su compañera Barbora Hermannova quedan fuera de los Juegos Olímpicos.

«No sé qué decir, estoy absolutamente decepcionada», declaró en un comunicado Nausch Slukova, quien acabó en la quinta posición en los Juegos de Londres, haciendo pareja con Kristyna Kolocova.

Su entrenador y esposo Simon Nausch había dado positivo a comienzos de semana, así como otro jugador del equipo masculino de voleibol de playa, Ondrej Perusic.

También resultados contagiados el jugador de tenis de mesa Pavel Sirucek y el médico de la delegación checa Vlastimil Voracek, que fue el primero en anunciarse a su llegada a Tokio.

Según la prensa checa, el médico no estaría vacunado, algo que parece haber confirmado el primer ministro del país Andrej Babis, que ha calificado lo sucedido de «escándalo».