A 46 años de su muerte, continúa legado de Roberto Clemente en la MLB

Estados Unidos – A 46 años de su fallecimiento, la figura del beisbolista Roberto Clemente continúa presente como uno de los personajes más importantes en la historia de las Grandes Ligas, tanto por su poderío al bate como por sus acciones con la comunidad fuera del diamante.

Roberto Clemente Walker nació en Carolina, Puerto Rico, en 1934 y falleció el 31 de diciembre de 1972, siendo un defensor de los peloteros latinoamericanos en la MLB y un educador del deporte para los jóvenes de su país.

Clemente debutó en la Gran Carpa en 1955 con los Piratas de Pittsburgh, equipo con el que jugó toda la vida, hasta su deceso a los 38 años de edad.

Con los de Pensilvania, el jardinero derecho obtuvo las Series Mundiales de 1960 y 1971; fue nombrado Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 1966 y del Clásico de Otoño en 1971.

Además, ganó cuatro títulos individuales de bateo en 1961, 1964, 1965 y 1967; 12 guantes de oro y en 12 ocasiones fue elegido para el Juego de las Estrellas de la MLB.

Fuera del diamante, luchó por el reconocimiento y la igualdad de los peloteros latinoamericanos en la Gran Carpay en la sociedad estadounidense, pero no lo hizo con protestas, sino que consideraba su carrera deportiva como un medio para ayudar a los jóvenes de escasos recursos a mejorar sus vidas.

Siempre decían que Babe Ruth era el mejor. Pero Babe Ruth era un jugador estadounidense. Nosotros necesitábamos un jugador puertorriqueño de quien pudieran decir eso, alguien a quien admirar y tratar de igualar”, dijo Clemente tras recibir el premio al Jugador Más Valioso en la temporada de 1966.

El 22 de diciembre de 1972 un terremoto sacudió a Nicaragua, por lo que Roberto decidió apoyar a las víctimas del sismo, sin imaginar que nueve días después perdería la vida en un accidente de avión a pocos kilómetros de su lugar de nacimiento, mientras intentaba llevar asistencia a los damnificados.

Un año después de su muerte, en 1973, fue inducido por unanimidad al Salón de la Fama del beisbol y en la ceremonia fue instaurado el Premio Roberto Clemente, a otorgarse a aquellos peloteros que realizan labores destacadas en el deporte y la comunidad; además, desde 2002 las Grandes Ligas instituyeron cada 18 de septiembre como elDía de Roberto Clemente.

Hoy en día, la fama y popularidad de Clemente sigue presente, ya que en su honor se han hecho estatuas, monumentos, monedas; y llevan su nombre colegios y hospitales.