Redacción

El portero mexicoamericano del Real Salt Lake de la MLS, David Ochoa, ya probó lo que significa vestir la camiseta de la Selección Mexicana. Lo hizo mientras el Tri estaba en Dallas en la concentración de la Copa Oro, donde entrenó como uno más del equipo que dirige Gerardo Martino y la manera en la que lo trataron lo hizo pedir a la FIFA su cambio de Federación para ahora jugar con el Tricolor. El guardameta también tiene otra meta: ser el ‘Ochoa’ de Chivas.

La familia de David Ochoa es fiel aficionada a las Chivas, pero el portero del América y de la Selección Mexicana, Guillermo Ochoa, fue su inspiración para ser guardameta.

“Memo Ochoa fue la razón también para ser portero, porque tenía el mismo apellido y era muy bueno y quería ser como él. Mi papá me contaba de Oswaldo y Campos, los vi en YouTube pero Memo es la razón más grande”

“Mi papá es Chiva de corazón, toda mi familia igual y Ochoa es de América y a mi papá no le gustaba que viera a Ochoa. Unos amigos de él me compraron playeras de Memo del América, mi papá me las quería quitar y se enojaba; Ochoa fue una razón muy grande”.

“Quiero ser el Ochoa de Chivas y si Dios quiere lo cumpliré. Estuve ocho meses en Guadalajara, no pude jugar en la Liga porque FIFA tenía la regla de que mis papás debían vivir en México, pero sí me tocó estar en torneos en Irlanda y aprendí muchísimo, pero me dolió no poder jugar y me desesperé y fue que le hablé a Real Salt Lake y me quedé con ellos gracias a Martín Vázquez que era el entrenador”.