septiembre 29, 2020

RK Deportes

La Cima del Deporte

Cumple de su Majestad Michael Jordan

Justo hace 55 años nació el mejor basquetbolista de la historia; Michael Jeffrey Jordan llegó a este mundo el 17 de febrero de 1963.

Michael Jordan nació en Brooklyn, Nueva York, el 17 de febrero de 1963, aunque su familia no tardó en mudarse a Carolina del Norte. De chico, practicaba todos los deportes que podía, pero su padre, James Jordan, siempre intentó llevarlo hacia el béisbol. Durante el secundario, Michael creció 10 cm. en un verano. Esto, sumado a sus increíbles condiciones atléticas, lo llevaron a destacarse en el básquet, en el instituto Emsley A. Laney.

Su gran desempeño lo llevó a ser becado para jugar en la Universidad de Carolina del Norte, en 1982. En su primer año, MJ ya se destacaba como uno de los mejores prospectos de la NCAA. En su primer año allí, alcanzó las Finales de la liga, y en las mismas, ante Georgetown, metió el tiro ganador a segundos del final.

Permaneció en el equipo hasta 1984, cuando fue llamado al Draft de la NBA. Allí, el escolta cayó a la tercera posición. Houston seleccionó a Hakeem Olajuwon, mientras que Portland, inexplicablemente, prefirió a Sam Bowie. Los Bulls, no lo dejaron pasar.

Ya en su temporada de novato, el 23 de Chicago demostraba un talento increíble. Sin embargo, los títulos tardaban en llegar. En la 1987/1988, Jordan fue escogido como Jugador Más Valioso por primera vez, pero en Playoffs, los Bad Boys de Detroit los eliminaron. El mismo resultado se dio dos años más, en finales de conferencia.

La espina salió en los Playoffs de 1991. MJ cambió su mentalidad. Los Pistons lograban sacarlo de partido, con juego físico, duras infracciones, y mucha charla.El líder de los Bulls se fortaleció, y ya con un desarrollado Scottie Pippen en el equipo, lograron oponerse a su mayor rival.En las Finales, vencieron a Los Angeles por 4-1, y se coronaron campeones por primera vez en la historia de la franquicia.

Mismo resultado se dio en los siguientes dos años, llegando así al primer tricampeonato, tras derrotar a Portland y Phoenix. En 1992, Jordan fue miembro del ‘Dream Team’, aquella Selección estadounidense que por primera vez tuvo jugadores NBA, y arrasó con los Juegos de Barcelona 1992.

Con toda esta gloria, llegó el peor momento de su vida. Su padre fue asesinado en Carolina del Norte. El jugador, en una tristísima conferencia de prensa,anunció su retiro del deporte, para dedicarse al béisbol, como deseaba su papá. El mal trago pasó, y Michael decidió volver a la actividad en 1995, nuevamente con los Bulls.

En su regreso, el guardia se encontró con un gran refuerzo, el ex Pistons Dennis Rodman. Allí, junto a Pippen, y Phil Jackson, en el banco, lograron ganar 72 partidos en la 95/96, posteriormente superados por los Warriors como el récord en una temporada. El gran trío y su DT consiguieron un nuevo tricampeonato, dejando de lado a Seattle y Utah, en dos oportunidades. En la segunda final ante el Jazz, Jordan metió el tiro que le dio el campeonato a su equipo, faltando cinco segundos en el juego seis.

Era el momento ideal para retirarse, y así lo hizo. Fue tres temporadas más tarde, en 2001, que el seis veces campeón volvió a calzarse las zapatillas. Lo hizo con los Wizards, y pese a sus 38 años, promedió 23 puntos, 5.2 asistencias y 5.7 rebotes. Finalmente, acabó con su carrera, tras la 02/03.

Actualmente, Michael Jordan es propietario de los Charlotte Hornets. En sus 15 temporadas en la NBA, consiguió un promedio de 30 tantos, 6.2 tableros, 5.3 pases de gol y 2.3 recuperos, en 1072 encuentros disputados. Ganó seis títulos, cinco trofeos MVP (1998, 1991, 1992, 1996, 1997 y 1998), fue 14 veces All-Star, consiguió medalla de oro olímpica, y forma parte del Salón de la Fama de la NBA, desde 2009, además de múltiples galardones más. Por todo esto, Su Majestad es uno de los mejores deportistas de la historia. ¡Felicidades, MJ!