Con la participación de más de 800 jugadoras, de las cuales cuatro fueron mexicanas, se rompió el récord del “partido más largo de la historia” de futbol, que se disputó del 27 de junio al 1 de julio en esta ciudad francesa.

De acuerdo con la organización Chicas Unidas, las representantes mexicanas del “capítulo Bacalar”, jugaron durante 40 minutos de este duelo que terminó con un marcador de 404-369.

“Se completó el intento de romper el juego con el mayor número de participantes en aparecer continuamente en un encuentro de cinco jugadores por equipo”, indicó.

El “partido más largo del mundo” se jugó durante cinco días en Lyon, Francia, del 27 de junio al 1 de julio, once contra once, con 807 jugadoras, profesionales, ex profesionales y amateurs, de más de 30 países, que tuvieron horarios establecidos, las cuales entraron y salieron para que el encuentro no se detuviera