En octubre de 2013 Mauro Icardi tuvo su primera oportunidad en la Selección argentina gracias al llamado de Alejandro Sabella. En aquel entonces, el joven rosarino de apenas 20 años que recién se sumaba a Inter entraba a la cancha ocho minutos antes del final en lugar de Augusto Fernández en la derrota 3-2 ante Uruguay por la última fecha de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo a Brasil 2014.

Argentina – Brasil, amistoso internacional: convocados, formaciones y cómo verlo por TV
Teniendo en cuenta la cantidad de tiempo que tuvo en el campo de juego y el resultado final, el debut del delantero en la Albiceleste no fue soñado como lo esperaba. Para colmo, después de esa doble fecha de Eliminatorias, tuvo que esperar tres años y medio para volver a vestir la camiseta de la Selección. Fue en mayo de 2017 cuando Sampaoli lo citó para los amistosos ante Brasil y Singapur, pero no lo mandó a la cancha en ninguno de los dos partidos.

En agosto de ese mismo año Sampaoli volvió a convocarlo para una doble fecha de Eliminatorias, ante Uruguay y contra Venezuela, y finalmente el goleador jugó de arranque: 90 minutos contra la Celeste y 75 frente a la Vinotinto. En ninguno de los dos encuentros pudo convertir. Días más tarde entró 15 minutos contra Ecuador, pero tampoco pudo gritar.

Tras la partida de Sampaoli, quien no lo incluyó en la lista para el Mundial de Rusia, Lionel Scaloni decidió hacerlo formar parte de la renovación albiceleste y lo mandó a la cancha en un amistoso ante Colombia en septiembre de 2018. Frente al conjunto cafetero el capitán de Inter tampoco logró convertir.

Eso sí, la historia de Icardi con la Selección comienza en 2012 cuando Marcelo Trobbiani lo convocó para participar de un amistoso y del Torneo de L’Alcudia con el equipo Sub 20. En ese certamen que conquistó la Albiceleste, Icardi convirtió tres tantos (ante Japón y doblete contra Turquía) para terminar siendo el goleador del torneo. ¿Romperá la racha en la mayor ante Brasil?