noviembre 25, 2020

RK Deportes

La Cima del Deporte

Cruz Azul vence a unas inoperantes Chivas

Redacción RK

La exigencia era clara esta noche para Cruz Azul. Los celestes tenían que ganar para cortar la racha negativa que comenzaba a crecer.

La víctima fue Chivas, quienes sufrieron la derrota para ver a La Máquina retomar el camino y dirigirse al subliderato gracias a los goles de Jonathan Rodríguez. Los cambios que presentó Robert Dante Siboldi funcionaron.

Todo el primer tiempo fue de superioridad de los visitantes y eso comenzó a sacar de quicio al Rebaño. Mientras Milton Caraglio hacía su labor de jalar la marca para liberar al Cabecita, en el medio campo Orbelín Pineda buscaba cómo hacer daño a su exequipo.

La presión era total de la Máquina y así fue como Rodríguez cayó dentro del área chica luego de una falta de Jesús Sánchez, quien le aplicó una tijera al delantero y sin dudar, Erick Yair Miranda marcó la pena máxima.

Fue el mismo uruguayo quien tomó el esférico y cambió el penalti por gol, uno justo y necesario tanto en lo individual como en lo colectivo, pues ni Cabecita ni el mismo equipo festejaban una anotación desde el pasado 18 de septiembre cuando vencieron a Mazatlán FC 3-2.

Así, Jonathan Rodríguez cobró al centro y certero para vencer a un engañado Raúl Gudiño, pues cabe destacar que apenas en el juego contra Tigres, el delantero falló un penal ante la presión que le ejerció Nahuel Guzmán.

Para el segundo tiempo, el ritmo del partido fue similar. Los celestes eran superiores y Víctor Manuel Vucetich analizaba cómo rearmar su plantel, pero no le fue posible con los ingresos de Fernando Beltrán y Dieter Villalpando.

Por el otro lado, Siboldi le daba minutos a Roberto Alvarado, quien de nueva cuenta no lució y no cooperó con mucho para la plantilla. La Máquina continuaba con su presión y en el tiempo de compensación encontraron la sentencia final con el doblete de Cabecita.

El uruguayo reafirmó que lo sucedido contra los de la UANL fue una mala noche y hoy tenían que buscar quién pudiera pagar los platos rotos. Así, el charrúa remató y definió el 2-0 para instalarse en el segunda posición con 29 unidades y tomar de nuevo su lugar en la Liguilla de manera directa y dejar la zona de repechaje.

Mientras tanto, Chivas ahora tiene que buscar finalizar lo mejor posible, pues ya tiene en sus manos el pase a la siguiente ronda con el nuevo formato de repechaje, por lo que buscan ser de los cuatro privilegiados que jueguen de local.