Redacción RK

Un gol que tuvo su buena dosis de suerte y otro desde los 11 pasos, sirvieron para que el actual campeón de la Eurocopa, Portugal, hiciera su presentación victoriosa en la edición 2020, luego de vencer a la Selección de Hungría en la cancha del Estadio Ferenc Puskas, que estuvo a su máxima capacidad, siendo el primer lleno en lo que va del torneo. Tres minutos bastaron para que el cuadro portugués pudiera derrumbar la zaga del conjunto húngaro, que hizo un trabajo perfecto hasta el minuto 84. Los siguientes tres minutos, fueron desbastadores para los locales. Primero en una jugada con mucha fortuna para los visitantes.

Rafa Silva, que entró en la segunda parte, se metió al área y en una posición incómoda logró sacar un centro que fue desviado por un defensa. La pelota le cayó a Raphael Guerreiro, quien de primera intención disparó de pierna derecha. Su tiro fue desviado por Willi Orban y el esférico se le alejó al arquero, Péter Gulácsi, que hasta ese momento había sido la figura del partido.

Tres minutos después, y en medio de un entorno de desolación por parte de los aficionados locales, una pena máxima le permitió a los portugueses aumentar la ventaja. Cristiano Ronaldo tomó el esférico y se encargó de hacerla válida para poner el 0-2 al minuto 87. Todo el buen trabajo defensivo que había hecho Hungría se cayó, situación que aprovecharon los visitantes para poner el 0-3 en la pizarra, con una buena triangulación dentro del área, que finiquitó CR7 con una finta sobre Péter Gulácsi y un cómodo tiro para mandar el balón al fondo de las redes.

Rafa Silva, quien entró al minuto 71 fue clave en la victoria de Portugal, pues mandó el centro del primero gol, a él le hicieron la falta dentro del área para que Cristiano aumentara la ventaja, y trianguló con el mismo Ronaldo para hacer el tercero y definitivo en el marcador.