Tras el anunció de la UFC que le quitaron el cinturón de campeón, el irlandés se presentó en el Barclays Center (Nueva York) con un grupo de guardaespaldas y realizó una serie de destrozos.

A McGregor se lo vio fuera de si, tomando una valla e intentando arrogar contra el bus del Khabib Nurmagomedov.

El peleador ruso había dicho recientemente que quiso retar a McGregor, pero que este se negó. Por ese motivo finalmente su contrincante será Max Holloway.

En el medio de la furia del irlandés, el que resultó herido fue el peleador Michael Chiesa, que esta internado en un hospital de de la ciudad.

Aunque no hay orden de arresto, la policía de Nueva York pidió esta buscando a McGregor para interrogarlo.