Conor McGregor eliminó un tuit en el que llama “toalla” a la esposa musulmana de Khabib

Box y Lucha Portada

Conor McGregor no se mide con sus tuits nocturnos.

Sin embargo, el martes pareció arrepentirse de uno.

Tras empezar una diatriba de troleos contra Paulie Malignaggi, el supuestamente retirado McGregor puso en el punto de mira a la esposa de su enemigo Khabib Nurmagomedov.

Khabib: McGregor se comporta como una “esposa celosa”

Ese día por la mañana, Khabib dijo en su discurso en una universidad de Moscú que “Conor se comportaba como una esposa celosa que dice continuamente ‘Te dejaré en paz’, pero luego regresa”.

El comentario de Khabib se refería a la especulación de que McGregor, quien dice estar retirado, tiene la intención de pelear otra vez.

McGregor respondió a la burla de Khabib con un ataque hacia su esposa musulmana usando fotos de la boda de la pareja.

McGregor llama “toalla” a la esposa de Khabib

Al comentar el atuendo islámico que usó la esposa de Khabib durante la ceremonia, McGregor escribió: “Tu esposa es tu compañera de toalla”.

El tuit no estuvo mucho tiempo en Internet. Poco después de que McGregor lo publicara, el tuit desapareció de su cuenta. Es probable que McGregor o alguien cercano se percatara del tono islamofóbico del tuit y decidiera que era mejor eliminarlo.

Sin embargo, como en Internet todo es para siempre, han quedado algunas capturas de pantalla:

Una historia de ataques personales

La victoria de Khabib sobre McGregor en el UFC 229 en octubre fue más notable por la pelea posterior al combate, la cual se produjo tras el enfrentamiento en el octágono.

El rencor de Khabib hacia McGregor se desató tras la promoción de una pelea que incluyó un diluvio de ataques personales dirigidos a Khabib, quien se mantuvo inmutable incluso tras ganar el combate.

Así que esto no es nuevo para McGregor.

En cuanto a la supuesta jubilación de McGregor, el ex campeón de la UFC pareció echar por tierra esa idea en otro tuit del martes aludiendo a una “revancha” contra Khabib.

Al final, solo se trata de un día más en el mundo de McGregor, quien se enfrenta a una acusación por robo en Florida y es objeto de una investigación por agresión sexual en Irlanda.

La publicación de Twitter del martes no abrirá cargos criminales contra McGregor. Pero por fuera de ese pequeño detalle, no tiene nada más de positivo.