Redacción

Veinticinco años después y en la cancha de un renovado Wembley, la Selección de Inglaterra consiguió borrar la caída en la Semifinal de la Eurocopa 1996 ante su afición y contra la Selección de Alemania.

Hoy los ingleses no fallaron, fueron contundentes en las oportunidades que tuvieron, y ante más de 60 mil aficionados, lograron sellar su pase a la Final de la Euro 2020, luego de derrotar a la Selección de Dinamarca 2-1 en la “catedral del futbol”, que el próximo domingo tendrá una final inédita en esta competencia.

A pesar de que llegó como favorito, la misión de clasificar a la primera final de la Euro no fue sencilla para el conjunto inglés, que en un partido equilibrado la mayor parte del tiempo, se vio abajo en el marcador al minuto 29 cuando en un tiro libre Mikkel Damsgaard mandó a guardar la pelota a la portería de Jordan Pickford ante la sorpresa de los aficionados locales.

Inglaterra no cambió la estrategia y continuó buscando el marco rival, sin embargo, la ofensiva no lograba abrir a la zaga visitante, hasta que un danés le dio la oportunidad a los locales de emparejar el marcador, cuando Simón Kjaer anotó en propia puerta cinco minutos antes de que concluyera la primera mitad.

Ya con el juego en tiempo extra, el silbante neerlandés Danny Makkelie pitó una falta dentro del área sobre Raheem Sterling y Harry Kane, quien falló el cobro, aprovechó el rebote para marcar el tanto definitivo.

Inglaterra se medirá ante Italia el próximo domingo 11 de julio en Wembley.