Wells Fargo Center (AFP) – Los Philadelphia 76ers, luego de dejar escapar una ventaja de 21 puntos, sobrevivieron este viernes a los Charlotte Hornets y se llevaron el partido en la prórroga 133-132 con 42 puntos y 18 rebotes de su pívot estrella Joel Embiid.

Los Sixers, que han arrancado la campaña de la NBA de manera irregular, lograron sobreponerse a la remontada rival para imponerse en el tiempo extra gracias a dos tiros libres al final de Embiid, demostrando una velada más que es el interior más dominante de la competición.

Los locales tomaron una renta máxima de 21 unidades al principio del tercer cuarto pero los Hornets nunca bajaron los brazos y, liderados por un errático Kemba Walker (30 puntos pero 9/29 en el lanzamiento), lograron forzar la prórroga.

El pívot español Willy Hernangómez anotó 14 tantos para los visitantes saliendo desde la banca, incluido un triple sobre la chicharra que cerró el definitivo 133-132.

Junto a Embiid, dejó su habitual impronta en el choque el armador Ben Simmons, con 22 puntos, 13 asistencias y ocho rebotes, mientras el escolta J.J. Redick firmó 17 saliendo desde la banca y el ala-pívot croata Dario Saric se contentó con 18.

Así, los Sixers siguen escalando posiciones en la Conferencia Este y se sitúan cuartos con un balance de ocho victorias y cinco derrotas mientras Charlotte cae al séptimo lugar con un registro de 6-6.