Redacción

Fotografía: AEW

Siete años, siete meses y ocho días, lo que equivale a 2 mil 779 días. Ese interminable lapso tuvo que pasar para que CM Punk volviera a la lucha libre con su presentación de este domingo en AEW All Out 2021 y cumplió a lo grande, confirmando por qué se autodenomina «The Best in the World» (El mejor del mundo) dentro de las doce cuerdas.

Alejando del deporte entretenimiento desde el 26 de enero del 2014, cuando lo vimos por última vez en WWE dentro de Royal Rumble, el hombre cuyo verdadero nombre es Phil Brooks cumplió su promesa de regalarnos un regreso memorable ante Darby Allin, el apodado Hombre Invisible de AEW y una de sus máximas figuras, al que derrotó el Chicago Made con el movimiento favorito de su repertorio: GTS.

Fue la vuelta del hijo pródigo, al que por 15 minutos le entregaron las candilejas junto a Allin, que supo llevar buena parte del combate ante la obvia falta de ritmo de The Best in the World, al que el amor por la lucha libre le regresó tras sus incontables problemas y desencuentros con la familia McMahon en World Wrestling Entertainment.