Redacción

Fotografía: EFE

El Chelsea es campeón de la Supercopa de Europa luego de haber derrotado al Villarreal en la tanda de penaltis (6-5) tras un empate a un gol en tiempo reglamentario en el Winsford Park.

En el primer tiempo el Chelsea fue sumamente superior y lo demostró con el gol de Ziyech, quien culminó una gran jugada de Kai Havertz que dejó al ex jugador del Ajax completamente solo para que solo empujara el balón. Minutos más tarde Ziyech salió por una lesión en su brazo izquierdo.

Para el segundo tiempo, Unai Emery, causó un gran impacto en sus dirigidos pues en el segundo tiempo el funcionar del Villarreal cambió por completo, convirtiéndose en un equipo sumamente ofensivo y peligroso. La situación comenzó de forma negativa para el Chelsea pues Kai Havertz erró su disparo ante un buen lance de Asenjo. Kepa reaccionó al atajar el cobro de Mandi en la segunda ronda de disparos.

Ya en la muerte súbita, Raúl Albiol tenía la encomienda de no fallar su disparo para mantener con vida al Villarreal, pero Kepa dio la última palabra y con un lance hacía su lado derecho atajó y dio el segundo título de Supercopa al Chelsea.