Redacción RK

Julio César Chávez Junior está de nueva cuenta en el ojo del huracán. Y es que el pugilista no dio el peso pactado para la pelea de este sábado ante la leyenda de la UFC, Anderson Silva. Ambos peleadores dieron frente a la báscula este viernes y ahí el mexicano no pudo dar las 182 libras.

Ante tal falta, el Junior tuvo que pagarle a Anderson Silva para que se puedan enfrentar este sábado en el Estadio Jalisco, en la función que estelariza su padre Julio César Chávez, quien tendrá su última pelea de exhibición ante Héctor «Macho» Camacho Jr. De acuerdo a los primeros reportes, Chávez Junior tuvo que pagar 100 mil dólares a Anderson Silva por estar pasado por dos libras, ya que la báscula se detuvo con el mexicano en las 184; mientras que el brasileño sí dio el peso pactado.

Cabe mencionar que el Hijo de la Leyenda ya se había mostrado inconforme con esta pelea, debido a que los organizadores del evento no le habían hecho llegar el contrato de la misma, por lo que incluso en su momento había amagado con no pelear.

El César del Boxeo dio frente por última vez a la báscula en miras de su última pelea de exhibición ante Macho Camacho Junior, ante ello el mexicano no tuvo problemas para dar el peso de la pelea.