Carson Pickett nació sin parte de su brazo izquierdo, pero eso nunca ha sido un obstáculo en su vida. Derribando una infinidad de barreras, esta estadounidense cumplió su sueño de llegar a ser futbolista profesional y se convirtió en un auténtico ejemplo de superación. En su camino, conoció a alguien que también le sirve a ella de inspiración y motivación, Joseph Tidd, un pequeño de apenas 2 años que sufre la misma discapacidad y con el que ha cuajado una bonita amistad que ha conmovido al mundo del deporte.

Aunque la imagen se ha hecho ahora viral, se tomó el pasado mes de junio y su autora es la madre del pequeño, Colleen Tidd. “Golpeó su brazo con el del niño, mientras él gritaba de alegría”, cuenta en una entrevista en ‘The Washington Post’

No eran la primera vez que se saludaban. Carson Pickett y Joseph se conocieron el pasado mes de abril y entre ellos se estableció una relación muy especial. La futbolista compartió esta imagen de su primer encuentro y un mensaje muy especial para el pequeño. “El fútbol significa el mundo para mí, pero la plataforma que el fútbol me proporciona para cosas como esta se lleva la palma. Joseph, eres mi nuevo héroe de por vida”, escribió junto a la foto.

Cumplió su sueño de ser profesional

Tras destacar en el instituto, jugó como defensora titular durante cuatro años en la Universidad Estatal de Florida y lideró a su equipo a su primer título de la NCAA en 2014. Además, llegó a ser internacional sub-17 y sub-23 con la selección de Estados Unidos. Eso le valió para resultar elegida en el número 4 del draft de la liga femenina estadounidense, la NWSL, en 2016 por Seattle Reign. 

Juega en Orlando Pride

Tuvo un par de experiencias en Australia y desde 2018 es futbolista de Orlando Pride, donde se ha convertido en uno de los puntales de un equipo en el que también juegan estrellas como Alex Morgan o Marta. Pocas deportistas con una discapacidad como la suya han llegado tan alto.