A poco tiempo de haber derrotado a Rocky Fielding, Saúl Canelo Álvarez defenderá sus títulos del CMB y la AMB ante Jacobs, monarca de la FIB, en un combate protagonizado por dos de los mejores boxeadores del momento, el próximo 4 de mayo en la T-Mobile Arena de Las Vegas.

Desde hace algunas semanas se especulaba la posibilidad de que el mexicano disputaría su siguiente encuentro en mayo, incluso se mencionaba que podría ser el tercer encuentro ante Gennady Golovkin.

Pero el campamento de GGG descartó dicho encuentro prefiriendo dejar todo para septiembre, fue entonces que Golden Boy Promotion puso manos a la obra para encontrarle rival al jalisciense.

Canelo (50-1-2, 35 nocauts), quien conquistó su tercer título al noquear a Rocky Fielding en tres asaltos para apoderarse del cetro super mediano de la AMB en diciembre, volverá a los medianos, donde sacó un empate y una victoria ante Gennady Golovkin, para así reinar en una división repleta de peleadores de alto nivel.

“Unificaré mis títulos de peso mediano ante Daniel Jacobs”, dijo Álvarez, de 28 años. “No tengo dudas de que saldré victorioso y de que quedaré a un paso de ser el campeón mundial indiscutible de peso mediano”, agregó.

Jacobs, un neoyorquino de 31 años que superó un cáncer de huesos para convertirse en campeón, tiene foja de 35-2 con 29 nocauts.

Pese a sufrir una reñida derrota ante Golovkin en 2017, Jacobs se ha mantenido en los primeros planos. No ha perdido desde entonces y se apoderó del cetro de la FIB tras vencer a Sergiy Derevyanchenkoto.

“Esta es la oportunidad que he estado esperando, la oportunidad de alcanzar la grandeza dentro del ring”, afirmó Jacobs. “Siempre he creído que le puedo ganar a Canelo… Han pasado casi cuatro años desde que él enfrentó a un retador estadunidense. Será una tremenda pelea en la que estoy convencido que me consolidaré como el mejor peso mediano”.

La pelea será transmitida por DAZN, el servicio de streaming que firmó un contrato a largo plazo con Álvarez.